miércoles, 21 de diciembre de 2011

Gary Randall, paisajes de cuento


Gary Randall es un fotógrafo que desde 1976 empezó en el mundo de la cámara y que a día de hoy se ha convertido en un grandísimo paisajista del noroeste pacífico de los Estados Unidos. Especializado en la fotografía tanto de mar como de montaña, no deja escapar ninguna oportunidad de retratar los magníficos paisajes que le rodean.


En sus fotografías, destaca un repetido y magistral uso del reflejo acuático para componer unas creaciones muy simétricas verticalmente que junto al dominio del color que posee muestran al espectador lugares verdaderamente dignos de un cuento de hadas. Estos espejos contrastan con otras fotografías en las que Gary capta escenas mucho más dinámicas. Ya sea el romper de las olas contra las rocas o el caer del agua de una cascada en medio de un bosque mágico, estas otras fotos rompen con el estatismo tranquilizador de las anteriormente descritas. Pese a esto, la combinación del movimiento del agua con la larga exposición de las fotografías crea un efecto de manta entorno al elemento que hace que se suavice mucho más el entorno, quedando estas fotografías mucho más integradas dentro de su predominante estilo personal.

Aunque en sus obras hay un gran predominio del medio acuático como objeto de retrato, también fotografía de manera muy interesante campos de árboles en flor y tierras más secas de los entornos de Oregón.

Si bien las fotografias en sí son técnica y estéticamente muy correctas, lo que realmente dota a este fotógrafo de la condición de especial es el retoque post fotográfico relativo al color y a la tonalidad de la fotografía. Mediante ciertos efectos, Gary consigue tonalidades y contrastes en sus fotografías que hacen que éstas parezcan, ciertamente, de otro mundo.

A destacar de éste artista: La impoluta corrección en la ejecución de la fotografía y el dominio en la postproducción. El buen uso de la larga exposición.
Se echa de menos: Cierta variedad temática en su obra, tanto de objeto retratado –hay algún retrato, pero sólo espontáneo–, como de técnica –sería interesante que rompiera con esta tranquilidad que hace que estés en una nube mientras miras su elenco de fotos para provocar alguna sensación distinta en el espectador.


El trabajo con la larga exposición y el efecto de manto en el agua.



Retrato de elementos campestres.



Impresionante trabajo del color para crear un atardecer de película.



El dominio del reflejo en el agua para crear un efecto de espejo.


Para ver más trabajos del artista, entrad en la página de Gary Randall.




2 comentarios:

  1. Impresionantes menudas fotos que preciosidad

    ResponderEliminar
  2. Que bonitos como maneja los reflejos del agua

    ResponderEliminar

Últimos en visitarnos