miércoles, 2 de noviembre de 2011

H.R Giger, un Alien en la oscuridad del ser humano

Un genio llamado Salvador Dalí dijo en su momento cumbre refiriendose a un joven que se hacía llamar Giger y que se estaba haciendo famoso en su pequeña Suiza: “Por fin he encontrado un alma gemela”.





Se dice que H. R. Giger provoca con su arte en ciertos burgueses el miedo y el asco, pero esto es simplemente una malinterpretación de la libertad de su arte. Los burgueses que valoran su obra como ofensiva y vil, no saben la enorme influencia que ha dado Giger al mundo de hoy. Su arte ha influenciado a millones de pintores, escultores , fotógrafos y cineastas, hasta escritores, se han sentido alguna vez influenciados por el mundo oscuro de Giger.



Giger no saltó a la verdadera fama hasta que un hombre llamado Ridley Scott le propuso trabajar codo con codo, y le propuso que le ayudase en el diseño de su archiconocido Alien. Aunque antes que Ridley Scott, el propio David Lynch también recurrió a su arte para una de sus obras cumbres, "DUNE". Después del tremendo impacto y éxito que Alien despertó en el planeta, el mundo entero se empezó a interesar en el diseñador de aquel alienígena, convertido ya en ícono del cine .

Li II

Giger estaba en su gran momento, se movía como pez en el agua en el mundo de la ciencia ficcion. Nunca nadie había pintado tan puramente la esencia del mal como él, su vision de lo impuro y desgarrador se palpaba en cada una de sus obras, y todo ello conseguido con las herramientas más comunes de la época, como prioridad su aerografo, sin duda su favorita.


Su inspiración más clara la Biomecánica (antigua tecnología que utilizaron los mayas del viejo imperio, los egipcios y los sumerios. Máquinas hechas simplemente de elementos biológicos.), Aunque Giger ha confesado en su biografía que su mayor influencia fue Salvador Dalí.
Su legado sigue presente y una de las últimas películas que ha sido claramente influenciada por este artista, es por ejemplo la famosa Matrix.

En muchas de sus obras nos enseña la violación de la máquina al ser humano.

El arte de Giger es acusado de satánico, a mi humilde parecer es un claro reflejo de la violación de las máquinas, de la rebelión de las mismas. En estos últimos años, no hay pintor que refleje como él esta posesión maldita del mundo artificial, además nos deja patente que ya es demasiado tarde para dar marcha atrás, que estamos perdidos, no hay salvación, encontrandonos inmersos en el declive de la raza humana.

¿Os suena ? Sí, es su Alien , el que hoy en día todos conocen, y que pasará a la historia junto a él .Alien, el octavo pasajero de Ridley Scott (1979, basándose en sus propias obras pictóricas anteriores, como Necronom V)


Giger ha comentado en su biografía, la cual recomiendo encarecidamente a todo returniano, que de pequeño su fascinación ya era el lado oscuro de las cosas y muchas veces se escondía debajo de una mesa para sentir la oscuridad. Un día, un conocido familiar, al parecer español, le regaló un Satancha, (una cabeza disecada de cabra con piel humana), este "regalo" le trajo la negatividad absoluta, creándole dolores de cabeza, y una constante obsesión por el infinito mundo del infierno. Se obsesionó tanto, que gracias a esta cabeza Giger comenzo a recibir la inspiración de la obra que marcaría toda su vida.

Tambien es escultor como todo gran artista

Una de sus declaraciones que quedarán para la posteridad fue esta: “desde niño sentía un deseo imperioso por matar, por ver sangre, el dolor me producía un inmenso placer, y fue gracias a la pintura que pude liberarme de esa necesidad. Ahí pude descargar todas estas pesadillas que en las noches me quemaban la cabeza. Si no hubiese conocido la pintura, hubiese terminado por conocer la silla eléctrica".
Sin duda Giger era un futuro asesino que encontro su luz en la propia oscuridad de sus cuadros.

Sin mas dilación os  dejo con obras de este fenómeno de nuestra época, sin duda Giger pasará a la historia aunque muchos no lo quieran, como uno de los más grandes artistas que ha dado la humanidad.



































































































H.R Giger

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Últimos en visitarnos